Daboweb

Mis pecados.

Publicado por Dabo on enero 18, 2005
Cibercultura

Un relato de Midomar3D, ¿fantasia o realidad?…


Mis pecados, por Midomar3D

Como todos los días, a las
doce entraba en la sala de reuniones donde me esperaban los jefes de
departamento para tratar los asuntos diarios, que como solía
ocurrir estaban controlados por todos los departamentos.

Transcurridos 45 minutos fui interrumpido por el sonido del busca, para
que me pusiera en contacto con el director de la agencia lo más
urgente posible.

Tras llamar a su secretaria me informaron que me personara en el control
de misiones, cosa que hice de inmediato.

Mientras me dirigía hacia allí, acudieron a mi cabeza
recuerdos de hacia dos años y recordé como fue mi ingreso
en la agencia.

Todo comenzó
en una barbacoa organizada por mi mejor amigo, una persona que era totalmente
opuesta a mi, le gustaba la aventura y el riesgo, tras la comida nos separamos
del grupo y me revelo algo sorprendente, llevaba casi cinco años
trabajando para la agencia realizando trabajo de campo en el extranjero
y me informo que tras comunicar a sus jefes de mis conocimientos en seguridad
informática estaban interesados en mi y querían una reunión
para tratar mi ingreso en el departamento de informática. Nunca
me hubiera imaginado que tras aceptar en dos años era jefe del
grupo de informática de la agencia.

Llegue al centro
de control de misiones y junto al director de la agencia se encontraban
el jefe del departamento de seguridad, el de exterior, el enlace con defensa,
el coordinador de agencias y el representante del presidente. Parecía
que se estuviera fraguando algo gordo y me entro un sudor frió
que recorría mi espalda.

El director se dirigió
a mi conforme cerraba la puerta y me pregunto de que tiempo tardaría
mi departamento en inutilizar el sistema informático de Irak y
que fiabilidad tendríamos para saber que serian incapaces de utilizar
tanto su sistema de comunicaciones como su sistema de alertas y radares,
y de que tiempo dispondrían antes de que pudieran restablecerlo.

Tras unos segundos pensativo le respondí que necesitaríamos
tan solo 6 horas en inutilizarlo y que la fiabilidad seria del cien por
cien y que Irak no disponía de personal capaz de restaurar una
caída de su sistema en menos de 3 días.

Acto seguido y dirigiéndose a los presentes exclamo que eso era
más de lo que necesitaban y que se activara la operación
de inmediato. Y tras dar las diferentes órdenes a cada departamento
me ordeno que de inmediato me pusiera en ello y comenzara la operación
de inutilización.

Al regresar a mi sección puse en marcha la operación y en
cuatro horas y media conseguimos con éxito finalizar la operación
que nos había sido asignada, de inmediato comunique al director
que todo había salido bien y tras recibir sus felicitaciones a
mi departamento se despidió de mi diciendo un simple “buen
trabajo”.

El trabajo duro del día hizo que las horas pasaran sin darme cuenta
y tras mirar el reloj de mi despacho, recogí como todos los días
y me marche a mi casa.

Al día siguiente
todos los medios de comunicación del país, abrían
con la noticia de la invasión de Irak y todos hablaban de lo fácil
que había resultado, de la poca preparación en respuesta
de amenazas a ataques exteriores, de lo mal que había funcionado
la comunicación entre los diferentes cuerpos del ejercito iraquí,
etc. etc. etc.

La operación de invasión se culmino en menos de un mes,
las bajas contrarias se elevaban a unos 60.000 entre militares y civiles
y las nuestras no alcanzaban el medio centenar, todo había terminado
con éxito y el país se sentía orgulloso de la muestra
de poder demostrado al resto del mundo.

Habían transcurrido
tres meses cuando en mi domicilio recibí una carta de correo ordinario
con remitente desde Irak. La abrí con curiosidad, pues no conocía
a nadie en ese país que apenas unos meses antes y tras el trabajo
de mi departamento conseguimos llevar casi a la destrucción. Comencé
a leer con atención…

Querido amigo,
esta quizás sea la última vez que me pueda poner en contacto
contigo, he intentado por todos los medios establecer comunicación
con la agencia, como con mis enlaces en Israel, pero me ha sido totalmente
imposible. No se lo que esta ocurriendo pero todo el sistema de comunicación
del país se ha convertido en un caos. Intentaba comunicar mi último
informe con respecto a la posesión de armas de destrucción
masiva, las cuales son inexistentes. He observado que mi tapadera ha sido
descubierta y mucho me temo que en cualquier momento seré detenido
por los agentes de seguridad y muy posiblemente me matarán. En
vista de que me es imposible ponerme en contacto con el exterior para
ser evacuado, escribo la presente carta que entregare a mi enlace aquí
para que te la haga llegar si le es posible. En estos momentos tan críticos
es curioso pero solo me acuden a la mente recuerdos del rato tan agradable
que pasamos en aquella barbacoa donde te propuse el ingreso en la agencia.

Por favor, si no sobrevivo prométeme que te harás cargo
de mi familia y quisiera que transmitieras a mi mujer todo el amor que
le profeso y que ha sido lo mejor que me podía pasar en la vida
y que siendo joven como es que procure ser fuerte y comience una nueva
vida al lado de otro hombre.

Ya no me puedo entretener más, pues voy a intentar escapar por
mis medios del país, y si no lo consigo espero que seas feliz junto
a tu familia y que prosperes en el trabajo que tanto deseaste con los
ordenadores desde que nos conocimos.

Un cordial saludo y hasta pronto.

Midomar3D

Tags: ,

¿Quieres comentar algo sobre este post? Puedes hacerlo en nuestro foro de noticias.

Puedes seguir nuestras actualizaciones vía RSS, en Facebook y también desde Twitter.